<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1611188822526283&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Barco de importación

Los 7 primeros pasos para importar productos a Chile

Traer productos desde diferentes rincones del mundo para comercializarlos en Chile es un modelo de negocio por el que optan muchas empresas. Hoy, en la era digital, pareciera que es más fácil hacerlo; sin embargo, hay ciertos pasos y requisitos que debes tener en cuenta. Aquí te los contamos. 

Si bien la pandemia ha golpeado fuertemente la economía de Chile, entre enero y marzo de este año las importaciones aumentaron un 29,5% respecto al mismo período en 2020. Esto según el Servicio Nacional de Aduanas (SNA), que agrega que estas importaciones alcanzaron los 18.273 millones de dólares.

Las cifras demuestran que, a pesar de todo, traer productos del extranjero hacia nuestro país sigue siendo un modelo de negocio atractivo. Y en estos tiempos también lo es para los pequeños emprendedores, quienes gracias a internet pueden traer productos sin salir de su casa ni ser expertos en importación.

De acuerdo al SNA, en ese mismo periodo (enero-marzo 2021), China se mantuvo como el principal vendedor con una participación del 29,2% sobre el total de importaciones, seguido de Estados Unidos (18,3%) y Brasil (7,9%). 

A pesar de que los tres países representan el 55,4% de las compras totales a nivel nacional, es decir, el origen de las importaciones, no hay que olvidar que también es posible traer productos de otros rincones del mundo. La tienda de diseño y decoración Primer Piso, por ejemplo, importa objetos de Dinamarca, Francia y Estados Unidos, y funciona 100% online. 

Fabiola Norambuena, su dueña, comparte su experiencia como emprendedora: “Mi primera importación fue de Dinamarca y cometí algunos errores. Cuando uno comienza tiene poca información y eso hace que el proceso sea lento y complicado, pero cuando ya sabes cómo funciona y en qué detalles fijarte, resulta fácil. Además te vas haciendo de proveedores que realizan el proceso y así es todo aún más sencillo”. 

Fabiola recomienda que si vas a traer cargas grandes por vía marítima, te asesores por personas que sepan de esto. “Pero si vas a traer cargas pequeñas, puedes hacerlo directamente y sin intermediarios, y además puedes traerlas vía aérea, que en muchos casos es más rápido”.

Ya sean cargas grandes o pequeñas, si quieres importar productos a Chile y comercializarlos, debes seguir una serie de pasos y recomendaciones para evitar problemas y gastos que quizás no estás considerando. Acá los enumeramos: 

  1. Busca una oportunidad de negocio: esto implica hacer un estudio de mercado, analizar la competencia, los posibles clientes y evaluar si efectivamente es una idea rentable en el tiempo. Revisa también si existen convenios, acuerdos o Tratados de Libre Comercio, que pudieran beneficiarte, entre Chile y otros países. 

  2. Comprueba que la mercancía que quieres traer no esté prohibida en Chile. Según el SNA, no se pueden ingresar al país autos y motocicletas usados, desechos industriales tóxicos y fuegos artificiales, entre otros elementos. 

  3. También debes saber que existen artículos que se pueden ingresar al país, pero que requieren certificaciones y permisos especiales, como bebidas alcohólicas, fertilizantes y pesticidas, productos alimenticios, productos farmacéuticos o de uso médico o cosmético, artículos pesqueros, etc. 

  4. Relacionado con el punto anterior, existen productos a los cuales se les han fijado impuestos adicionales, como el tabaco, las bebidas alcohólicas, artículos de oro, joyas y ciertas alfombras finas. Si quieres importar alguno de estos productos, debes considerar este punto en tu estructura de costos y sumar ese gasto al precio de venta final. 

  5. Una vez que hayas encontrado a un proveedor en el extranjero, debes asegurarte que sea confiable y pedirle muestras del producto. De esta manera te aseguras de que la calidad será la que esperas y tienes en mente. 

  6. Pídele al proveedor una Factura Pro–Forma. “Se trata de una cotización internacional, un documento en el que el vendedor detalla las mercancías, precisando el precio que tienen las mismas, por un determinado período de tiempo que también se señala. Este documento es siempre nominativo, destinado a un potencial comprador. La factura proforma reviste un carácter informativo, pero al mismo tiempo, implica un compromiso del oferente, en el sentido de respetar las condiciones insertas por todo el período de validez que libre y unilateralmente ha establecido”, explica la “Guía para Emprendedores: Cómo importar mercancías a Chile”, realizada por Agencia de Aduana Jorge Vega Díaz, con el apoyo de Asociación de Emprendedores de Chile (ASECH) y la Cámara Aduanera de Chile.

  7. Si el valor de las mercancías no supera los US $1.000 valor FOB (Free On Board, es decir, el valor de compra que aparece en la factura, sin los fletes ni seguros), deberás hacer una Tramitación Simplificada ante la Aduana que corresponda y presentar los siguientes documentos:
    - Conocimiento de embarque original o documento similar, según la vía de transporte.
    - Factura comercial.
    - Si el trámite lo hará un tercero, poder notarial del dueño o consignatario de la mercancía para que pueda hacer el despacho.
    - Vistos buenos o certificaciones cuando correspondan.

    Si el valor de las mercancías supera los US $1.000 valor FOB, tendrás que contratar a un Agente de Aduanas, quien deberá entregar los documentos de base que se necesitan para hacer la Declaración de Ingreso que se presenta ante el Servicio Nacional de Aduanas.

Si tu empresa necesita hacer pagos a proveedores en el extranjero, recuerda que puedes hacerlo 100% online a través de Currencybird.cl Solo regístrate en nuestro sitio, cotiza tu transferencia y súmate a nuestra comunidad de emprendedores.